Por Julieta Barrientos

Tal como viene

Cronicas

Abandoné mi destino y empecé a seguirlo. En mi mundo secreto.

Estaba de pie, en la parada de un colectivo, cuando lo vi pasar. 

Un loco.

Un alma radical para quien el tiempo lo es todo. En ese momento abandoné mi destino y empecé a seguirlo. Corrida por la miseria pero alimentada por mis propios sentimientos.  

No se puede caer mas bajo, pensaba.

Y cada vez son más escalones; este es mi mundo secreto: saber lo que el mundo no sabe, por seguirle el paso a él, árbol tras árbol.   Vivir una vida secreta.

Mono, ¿éste es el precio de pertenecerte? ni el sexo ni la política,  tu palabra es la base de todas las revueltas.  

El amor es un combate de diferencias  es contruir la paz con el enemigo una paz que destruye una parte mi parte, porque vos Mono, estas tan agarrado.  

Cuando levanto los adoquines  y no aparecés, cuando le rezo a Iemanja y no aparecés desencadenás mi desencanto. enfermás la sopa, el baño, la cama.  

El amor es un combate de diferencias  es contruir la paz con el enemigo una paz que destruye una parte mi parte, porque vos Mono, estas tan agarrado.

Pero cuando aparecés sos el miedo que hace perder el miedo Y me convierto en el niño que acepta la vida tal como viene, tal como viene.

Foto: