Sobre Nosotros

Nervio es una revista cultural que comprende los márgenes.

Una revista para la inspiración de los bandidos y un espacio para la tauromaquia en tiempos de cólera.

Nuestras firmas son nuestro emblema, como lo son los asuntos de importancia que elegimos para la portada.

Esta revista digital tiene un interesante poder de convocatoria: notables novelistas y artistas escriben, dictan, proponen, y responden el “Cuestionario Universal con Nervio”. Especialistas en deporte, líricos o realistas. Importantes firmas nos acompañan en esta aventura con aroma a naufragio.

Salvar al soldado Symns es el nervio de Nervio.

Somos nuestras firmas y dos o tres de nosotros haciendo lo que podemos.

Para decir algo nuevo. Porque necesitamos escribir.

Nuestros hampones escriben desde la libertad o el presidio, los poetas escriben desde el infierno, camino al paraíso.

Por Nervio desfilarán escritores, periodistas, músicos, pintores, cineastas, bandidos, colifas, presidiarios, rabdomantes, linyeras, ascetas, anarcos, estetas, los que no están, los que no pueden salir, los que se fugan, los toreros, los desertores, los marginales, los pinchetos, los rebeldes, los resucitados, los desposeídos.

Como hubiese querido Miguel Abuelo.

Nervio nace para decirnos que nadie saldrá vivo de aquí.

Pero antes cometamos la epopeya de alimentar la hoguera, esa luz primitiva que siempre alumbra los rincones descuidados, como dice el gran poeta.

Nervio también es la decadencia de una generación, es inevitable suponerlo.

Es nuestra trinchera y nuestras barricadas.

NERVIO es el equilibrio del cero, cero-tonina.

NERVIO es amoral y elegante.

Escribimos desde la cárcel, durmiendo en un cajero, desde la rabia y la belleza.

Desde la soledad.

Y la compañía.

Verdad, ¿hay una sola?

Ni periodismo ni literatura, la suma de las tres cosas.

La redacción imposible desde las últimas trincheras en la retaguardia de la cultura bien entendida. El jab abstracto.

Mas allá del bien y del mal, NERVIO.

Por Andrés Calamaro