Foto: Calamaro
Por Calamaro - Foto: Calamaro

Malicia en el país de las maras y las villas

Portada

Un rayo de libertad entre tanta sombra encadenada.

Tu que brillas como blanca diosa

A mis rodillas pétalos de odiosa rosa 

Trae el río y la misma marisma 

Que entonces nos olvidó de pronto.

Era Sevilla y abril era mayo

Prometido el duende de tu pelo

 Enredado Crin de potrillo terrible

 Mi anhelo Refluye como la marea

Y se apaga.

Foto: Calamaro