Por Fernando Basilico

Miedo

Cronicas

No escuchamos bombas ya. Ahora el barrio es nuestro enemigo .

El miedo es una emoción antigua. Tal vez la mas antigua de todas. De dónde surge esa sensación que nos puede paralizar, nos hace temblar, genera taquicardia, hipertensión, activa mecanismos de huida o de lucha según la situación. Es un mecanismo básico de protección inherente a los seres vivos, ya que ante un riesgo de vida o de daño nos prepara para accionar en huida o en lucha, y resolver si es posible, la situación de alarma (vocablo que se refiere a tomar las armas). El mecanismo neurologico reside en la amígdala cerebral, o sea , nuestro cerebro básico o reptiliano, pero en los humanos ya se integra con partes de la corteza cerebral observándose activaciones de la misma así como también se detecta una disminución de la actividad de los lóbulos frontales quienes regulan los procesos de focalización de la atención , por lo cual como resultado,perdemos objetividad de pensamiento y con la repetición en el tiempo desarrollamos nuevos circuitos de fobias. El miedo dificulta los procesos de racionalización. Este mecanismo de supervivencia tan antiguo, se ha convertido en un mecanismo complejo psicológica y evolutivamente, cuya utilización por los que tienen el poder a través de los medios de comunicación parece ser en sí mismo, la pandemia. Lo singular del fenómeno actual es la quietud, la inacción, y la espera. Sumado al insistente subtitulado de la realidad que proyectan los medios de difusión masivos, se nos inculca un miedo suspendido y paralizado. No escuchamos bombas ya. Ahora el barrio es nuestro enemigo . El enemigo nos tiene cercados disfrazado de vecinos. La cola de un kiosco de 10 personas puede medir 1 cuadra. Miedo sin huida, yendo de la cama al living. Veremos como cierra esta estrategia. Los mecanismos de reparación que tiene el organismo,luego del disbalance y posibles agresiones celulares generados por un estado de alerta sostenido en el tiempo como es en el caso de esta crisis global, comienzan al tiempo del cese del estímulo. Comenzamos a reparar luego de volver a la normalidad. Esto también sucede con el campo electromagnético humano. Y es aquí mismo donde se de verán los resultados ulteriores de este suceso. Así como veremos un aumento de la tasa de nacimientos en los 9 meses posteriores , también observaremos en corto plazo los resultados de esta reparación biológica. Es esperable un aumento en la patología psiquiátrica, tumoral e infecciosa en pulmón y vías urinarias (representan el territorio amenazado en la fase de reparación biológica), e inmunológica (enfermedades autoinmunes). Esto sucederá independientemente de los daños que probablemente producirá la acción de la medicina burocrática y pseudo preventiva como la vacunación a ultranza y tratamientos agresivos e innecesarios, y por cierto, muy costosos. Cabe destacar que el actuar médico sobre la humanidad es la segunda causa de muerte global. Esto es referido a procedimientos innecesarios, fallas terapéuticas, y en una minoría mala praxis demostrada. No pretendo demonizar el acto de ayuda de la figura del médico, pero la medicina global es una empresa poderosa y corrupta como el humano mismo.