Por Fernando Basilico

Disonancia Cognitiva

Cronicas

Es muy difícil reinventarse sin el sostén que nos brinda un sistema corrupto plagado de normas y dogmas establecidos por los poderes económicos.

Se denomina al mecanismo por el cual una persona, como puede ser un médico, ante la presentación de un hecho que supera su conocimiento o contradice su forma de razonar hasta el momento, opta por negar e incluso subestimar el hecho en cuestión. 

Es muy común en los colegas. Tanto que da miedo. Así son formados los médicos en la mayor parte del mundo. Sin embargo, es el temor al ser diferente, a perder status entre los colegas, y a salirse de la media convencional lo que los lleva a esta postura.

El médico cree que sabe todo respecto de la salud por un título que le dan en una universidad regida por poderes establecidos y nos convencen de ello gran parte de nuestra vida, lo que sumado al concepto ancestral instalado en la sociedad por lo cual se nos mira como semidioses, nos deja en una posición cómoda y egolatra que no hace mas que limitarnos para seguir investigando y aprendiendo.

Nos falta humildad.

Es muy difícil reinventarse sin el sostén que nos brinda un sistema corrupto plagado de normas y dogmas establecidos por los poderes económicos. Eso quita tiempo a los médicos para estudiar y observar.

Sin embargo, hoy , ante esta situación vergonzosa que rige al mundo por orden de una OMS a toda vista incompetente, y más allá de las especulaciones baratas de los medios de comunicación y los políticos con sus epidemiologos secuaces de la locura, el Dióxido de cloro, una sustancia no patentable, se abre camino entre la gente que opta por probar una opción que ya ha demostrado ser eficaz aunque se intente ocultarlo,ante el miedo al virus, el encierro, y la muerte. 

Es un orgullo ver sin embargo que algunos médicos valientes se comprometen con este camino en el mundo, sumando cada vez mas gente, y aquí se trata de ayudar. No hay intereses económicos en esto, y ése el el problema para los que nos quieren encerrar, pero también es la solución para la gente, y mucho más en los países con pocos recursos. La verdad no necesita explicación.

La mentira si. Gran frase de Andreas Kalcker que me permito refrendar. El tratado de Helsinki, avala a cualquier médico para utilizar un tratamiento no probado por la ciencia, cuando habiendo utilizado todos los recursos probados no se obtienen resultados. En estos momentos hay gente en terapias intensivas que ya no tienen esperanza. }

Pregunto: Esos médicos que atienden en esas terapias y seguramente ya han oido hablar del CDS, se van a quedar de brazos cruzados? . Ante lo inevitable como la muerte, qué se pierde probando una solución que usamos hace años en los hemoderivados o el agua?

 La conciencia de cada uno es al final la que define, pero si este tratamiento prueba ser de utilidad finalmente, ya se trataría de negligencia. Espero que se autoricen pronto estudios serios en las universidades como esta ocurriendo en varios países actualmente, pero si esto no ocurre , debemos saber que la gente ya lo está usando, y sin una sola muerte demostrada científicamente en el mundo por ingestión de esta sustancia.

Al contrario la evidencia empírica hasta el momento sugiere los mejores resultados. Pido a los colegas una vez mas que investiguen, se saquen las anteojeras que nos ponen en la formación y hagan su experiencia como muchos que hoy estamos tratando de ayudar desde el corazón y la ciencia.