Por Fernando Basílico

El miedo es zonzo

Cronicas

La lucha contra una invención que nos paraliza y a la vez nos atrae.

El conocimiento es inteligente por naturaleza. Es el enemigo perfecto del miedo. Explorar, estudiar, conocer, intuir, pensar, sentir y accionar con saber y coherencia, son herramientas puras en estos tiempos infectados.

Sabemos que mienten.

Los politicos, periodistas y opinólogos de turno ensobrados que hablan por TV, o las redes hegemónicas. Los médicos con gestos adustos y bronceados de soberbia cómplice son los cuervos medievales.

Respirar por la boca no es normal para un humano sano. Salvo que tengamos la nariz tapada por rinitis crónica provocada por lácteos envenenados, o por consumos inapropiados para relatar verdades desafiladas en tiempos de guerra. Pocos dicen la verdad que es callada a todas voces.

Cuneo es agresivo, y tiene amigos poco serios como Moreno, pero cuenta la verdad como un Jorge Corona del periodismo. Canosa dice lo que puede, le creo la angustia. Sabe más. Mora’s sabe mucho, su voz me agobia un poco. Martín Vazquez es la mejor promesa tal vez a mediano plazo. Milei y Espert son lo mismo que el Turco, pero más nuevo. Divergencia controlada. Los médicos de diferentes agrupaciones por la verdad están solos. Saben de vacunas y tratamientos más que los que hablan por los medios, con pruebas concluyentes y ganan fuerza de a poco, aunque lento.

Los politicos se hacen los giles y persiguen a algunos que sobresalen, con carpa. Aún, la mayoría de la gente le cree al miedo sin pruebas. La gente desconfía hasta de sí misma. El problema va más allá de lo politico, partidario, o sanitario. Es un problema espiritual. De conciencia. De auto referencia. Estamos evolucionando. Sin dudas. Y de todo se duda. El contraste es tan grande que el cristal de nuestra realidad se está quebrando. El miedo también nos atrae, vemos películas de terror, o frenamos el auto para mirar el accidente con mucha atención.

Buscamos saber qué pasó, en un intento de aprender a evitarlo, y lo cargamos en el disco rígido. Culturalmente se acepta que el miedo no es zonzo, concepto que varía según el enfoque. Infundir miedo no es zonzo, es una forma de manipulación política de masas.

El miedo instalado en una sociedad logra frenar su capacidad de razonamiento. La sociedad tiene 3 opciones, como cualquier ser vivo.

1- Se enfrenta.

2- Se aturde y se paraliza, sometiéndose.

3- Huye.

Los 3 mecanismos de reacción del cerebro primitivo frente al miedo son los posibles resultados. Estamos en zona de guerra ideológica de poderes mundiales, y la opción 2 es el triste presente. Esta vez, nos toca a todos decidir sin temor. Con amor propio y al prójimo, con la verdad del conocimiento. Evolución consciente, o más de lo mismo y peor.