Por Luis Alposta

El de la voz querible

Cronicas

El maestro Alposta y sus mágicas palabras para Melingo.

Una de las más antiguas formas de la expresividad han sido las canciones. En tiempos de juglares cantar era contar y un atraer al otro en armonía. Algo que a Daniel Melingo, destacado por su obra y trayectoria artística, a quien hoy homenajeamos, no le es ajeno.

Hay cosas que nos ocurren y que al ser evocadas tiempo después, se nos confunden con un ensueño. Y hay ensueños que encierran un destino, revelándonos de pronto lo que estábamos anhelando, a veces sin saberlo nosotros mismos.

Quizá fue eso lo que le ocurrió a Daniel cuando a los 12 años canjeando un bandoneón vino a dar con un clarinete, con el que, no mucho después, dedicación y estudio mediante, incluyendo el saxo, llegaría a tocar con íconos de los ochenta como Charly García, Los Abuelos de la Nada y Los Twist. Y de ahí... –como si lo que se hace en la juventud fuese para siempre- , sin parada intermedia, de Chalamán y Cleopatra a Oasis; del réggae y el rock, al tango, al rebético ... ¡y a la ópera!.

Composición, canto y altos logros, no sólo los suyos, sino también de los músicos que lo acompañan, actuando en reconocidos escenarios, salas y festivales de América y de Europa. Logros que la prensa especializada en música, tanto en nuestro país como en el extranjero, recibe siempre con elogiosos comentarios. Llegando a obtener en el 2015 el Premio Konex - como uno de los 5 mejores cantantes de tango de la década.Y destacado músico del rock nacional.

Es que, Melingo, protagonista e innovador de la escena musical, con vocación ecléctica y transformadora; con sus canciones; con su particular manera de cantarlas e interpretar lo que canta; con una expresividad propia, alejada de todo estereotipo, es quien, con sólo subir a un escenario comunica empatía y logra hacer del público su cómplice. Fiel a sí mismo, canta sus temas con un singular registro y yeite propio que es parte de la seducción. Y ahora, sin pretensión alguna de tomografiarlo o de abundar en datos sobre su trayectoria artística, por demás conocida, sólo digo:Alejandro Daniel Melingo:

Talentoso músico, compositor, cantor y actor; el de la voz querible. Al que hoy se lo distingue como personalidad destacada de la Cultura de la Ciudad  de Buenos Aires. Y lo celebramos. Querido Daniel, que disfrutes este homenaje que bien tienes merecido.